La Vega Online - El portal de la Vega Baja

La Vega Online convega Diputación de Alicante
23 de mayo de 2017    Bienvenidos | Benvinguts |  Logotipo de Facebook Facebook | Logotipo de Twitter (se abre en una ventana nueva) Twitter

Vega Baja > Historia > Callosa de Segura

Vega Baja

Historia

Callosa de Segura

La primera evidencia de un poblamiento importante en el término de Callosa la tenemos con el yacimiento de Laderas del Castillo, perteneciente a la Edad del Bronce y adscrito a la Cultura Argárica (II milenio a. C.). El topónimo Callosa proviene del árabe Qalyusa, que quiere decir "Lugar hermoso", aunque es muy probable que su origen esté en la Antigüedad.

En 916, Abderramán III (912-961) conquistó Orihuela y pueblos comarcanos de los secuaces de Daisam, hallando sólo resistencia en Callosa y su castillo.

La Orden de Santiago y Callosa fue expedida en Cartagena el 15 de junio de 1255, cuando Alfonso X, el Sabio, donó Catral y el lugar y el castillo de Caloja o Caloixa a los Caballeros de Santiago, trocándole estos lugares por Esda, Aledo y su Castillo, con su arrabal Totana, el 14 de abril de 1257. Destacaremos que por las Capitulaciones de Alcaraz, hasta mayo de 1296, Callosa perteneció al reino de Castilla. Mientras que desde mayo de 1296 pasó a poder de Aragón por conquista del Rey D. Jaime II, el Justo.

Creado el Señorío de Oriola en 1329, a favor del infante aragonés D. Fernando, todos los pueblos de la comarca junto con Caloixa fueron integrados al Señorío. Desde los días de la Reconquista, Callosa vivió la historia de Orihuela como una pedanía más de las muchas que formaban la municipalidad orcelitana.

En 1579 obtuvo la independencia respecto a Orihuela con el rango de Universidad Independiente y con el nombre de Callosa de Oriola, siendo rey Felipe II. Su nieto, Felipe IV, la elevó a Villa Real en 1638 y unos años después le otorgó entrada y voto en las Cortes de Valencia. Fernando VII le otorgó los títulos de "Ilustre", por las personas de prestigio y renombre que vivían en el lugar; y el de "Fidelísima", por la lealtad demostrada durante la Guerra de Independencia.

Apenas si sufrió los efectos del grave terremoto que sacudió la Vega Baja el 21 de marzo de 1826 y que arrasó localidades como Torrevieja, Almoradí o Guardamar, gracias a estar situado el núcleo de población sobre el estrato rocoso de la sierra. De ese hecho quedó una grieta en el muro Este de la Iglesia Arciprestal de San Martín. A lo largo de los siglos XVIII y XIX el aceite y el cáñamo, utilizados en la fabricación de alpargatas y redes, eran el motor del crecimiento local.

En 1925, Alfonso XIII visitó la villa y se le demandó el título de "Ciudad", que posteriormente fue concedido. Tras la crisis del cáñamo en los años 60 muchos vecinos emigraron a Europa (Francia y Alemania fundamentalmente). Actualmente con la industria ya reconvertida, con un fuerte sector de servicios y con una alta tasa de inmigración, la ciudad experimenta unos altos niveles de crecimiento.



¡CSS Válido! ¡HTML Válido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Sello Fent Empresa. Iguals en Oportunitats Sello Estrategia de EmprendimientoPacto Empresarial Valenciano

           Vigencia          Vigencia

            2016-2019        2013-2016