Cofradía

Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Esperanza

Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Esperanza

El Santo Sepulcro desfila por las calles de Almoradí desde principios de siglo, según testimonios fidedignos que se confirman con fotografías de principios de la segunda década del siglo.

La Hermandad del Sepulcro fue la primera que se organizó como tal, dirigida en su fundación en el año 1898 por un sacerdote almoradidense, teniendo todos sus socios, llegada su defunción, opción a un nicho en el Cementerio Parroquial.

En el año 1917 se hizo la escritura pública de propiedad de la Ermita, se cree que las imágenes del Señor o del Niño que culminaba el trono, o ambas, fuesen de Salzillo, sin que podamos afirmar que sea un hecho demostrado.

El  grupo escultórico del Santo Sepulcro es obra del escultor José María Ponsoda Bravo, con fecha de 1943. Se alza sobre unas andas, cubierto por una pequeña arquitectura-altar, toda  ella tallada en madera y decorada con oro finísimo, y coronado el grupo escultórico por un Ángel. Sobre estas andas descansa la imagen del Cristo, tallado y decorado en madera, en la que se puede apreciar  su perfecta anatomía.

A finales de los años sesenta se incorporó el paso de los Ángeles de la Resurrección, que fue realizado por Pepe Salinas con ayuda de miembros de la Hermandad. En esa misma época se inicia la participación de un grupo de tambores en la procesión de Viernes Santo.

A principios de los años ochenta tuvo lugar la incorporación más importante hasta hoy realizada por la Hermandad, se trata de la Virgen Nuestra Sra. de la Esperanza “Macarena”, una imagen de Antonio Labaña, restaurador oficial de Salzillo en el Museo de la Iglesia de Jesús de Murcia.

En el año 1997 se formó  una Comisión Pro-costaleros, cuya misión consistía en el estudio de la restauración del Trono del Santo Sepulcro y la adaptación del trono de Nuestra Señora de la Esperanza para llevarlos a hombros en los desfiles procesionales.

En el año 2000 se compró la casa junto a la Ermita de la calle La Reina nº 23.

En el año 2003 se procedió al derribo de la misma y se van a iniciar las obras de ampliación de la sede.

El Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de la Esperanza son llevados a hombros en procesión desde 1998 y 1999 respectivamente.

Jueves Santo desfilan por las calles de Almoradí El Santo Sepulcro con Ntra. Sra. de la Esperanza.
Viernes Santo, el Santo Sepulcro.
Domingo de Resurrección, el Santo Sepulcro con el Ángel de Resurrección.

Estas imágenes son acompañadas en las procesiones por bandas de música, desde 1991 y de forma ininterrumpida, acompañan a Ntra. Sra. de la Esperanza y a los Ángeles de Resurrección, la banda de Cornetas y Tambores “Juan de Juanes” de Catral; y desde 1977 acompaña al Cristo Yaciente la Banda de Tambores de la Hermandad del Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de la Esperanza.

La transformación  de los tronos adaptándolos a hombros ha fomentado la irrupción de un nuevo colectivo dentro de la Hermandad, manteniendo reuniones periódicas durante todo el año y colaborando con todos los proyectos de cualquier índole que promueve la Directiva; ésto facilita una gran capacidad de maniobras y máximas garantías para abordar cualquier proyecto futuro que se quiera emprender.

Este año se va viendo el final de la ampliación de la Ermita, aunque no está terminada del todo la obra a realizar. Los tronos e imágenes podrán dormir en esta y salir desde la misma. La Hermandad agradece a las familias Campillo y Ponce, por haber acogido en sus instalaciones a estas; Las obras consisten en una planta baja con aseo y pila para las flores, planta alta para museo y Sala de Juntas con un balcón en la fachada.