Historia
Corsarios Benimerines Estudiantes Caballeros del Cid Contrabandistas Abd-al-Azies Sarracenos Huertanos

CONMEMORACIÓN HISTÓRICA

11-NOVIEMBRE-1265
CONQUISTA CRISTIANA DE CALLOSA DE SEGURA

Conmemoramos la Conquista Cristiana de Callosa por el Rey de Aragón, D. Jaime I el Conquistador. Nos remontamos en la profundidad del tiempo al siglo XIII, más concretamente a un día como hoy, 11 de noviembre de 1265 en la era de Nuestro Señor, día de San Martín. En la Península, aún ni siquiera España, los cristianos de los Reinos del Norte, en su avance hacia el Sur, han tomado la iniciativa en la Reconquista a los musulmanes. Dos grandes reinos se perfilan como protagonistas en esta gesta: Castilla y Aragón.

La zona musulmana, desmembrada por completo e inmersa en batallas y riñas locales, se halla dividida en pequeños Reinos de Taifas, muy importantes culturalmente, pero muy débiles militarmente. Nuestra Callosa y toda la Vega del Segura pertenecen al Reino musulmán de Murcia. Dicho Reino, en una situación muy comprometida, se ve presionado en todas direcciones: al Oeste por las tropas musulmanas del Reino de Granada y al Norte y al Este por las tropas cristianas tanto de Castilla como de Aragón. El caudillo musulmán de dicho Reino, Ibn Hud Ibn Mardanish, ante situación tan comprometida, decide someterse, bajo el régimen del Protectorado de Alcaraz, al Reino de Castilla, el cual acudirá a defenderlo ante cualquier tipo de ataque o invasión a que se vea sometido. Pero sólo unos pocos soldados castellanos en los castillos son el único testimonio de dicho acuerdo. En el día a día se sigue pensando y actuando como musulmanes y la presencia cristiana es meramente simbólica.

Ante tan inestable situación los musulmanes de los protectorados iniciaron hacia 1250 unas insurrecciones apoyadas por las tropas musulmanas de Granada, ávidas de desestabilizar el imparable avance cristiano. Los Aragoneses, antes frenados en su conquista hacia nuestra tierra al caer ésta bajo protectorado castellano, se vieron obligados a acudir para detener y sofocar las sublevaciones del reino de Murcia ya que el grueso de las fuerzas castellanas en ese momento se encontraba por completo en Andalucía. Las relaciones entre castellanos y aragoneses no siempre fuero cordiales, pero se habían suavizado con el matrimonio regio entre la figura del rey castellano, el gran Alfonso X el Sabio, y la hija del rey aragonés D. Jaime I el Conquistador, Dña. Violante de Aragón y Hungría. Esta circunstancia favoreció que ante la imposibilidad del reino de Castilla de defender su Protectorado, su Rey, Alfonso El Sabio, solicitara a su yerno y Rey del Reino de Aragón, D. Jaime I El Conquistador, el aplastamiento de la rebelión musulmana acaecida en la zona. D. Jaime no dudó en atender la petición y avanzó hacia el Sur arribando sus tropas a Callosa en el mes de Noviembre de 1.265 de la era de Nuestro Señor.

(EN ESTOS MOMENTOS SE PRODUCE UN CAMBIO EN LA MÚSICA Y EFECTUA SU ENTRADA JAIME I)

JAIME I: Nos, D. Jaime I, el Conquistador me llaman, Rey del Reino de Aragón, acudo ante vos, a petición de mi yerno D. Alfonso X El Sabio, Rey de Castilla, que se encuentra librando necesarias batallas en las Taifas vecinas, para sofocar la rebelión acaecida en la Taifa de Murcia y someteros de nuevo a las condiciones que vuestro Caudillo firmó con Él en el Tratado de Alcaraz en el año 1243. He aquí las condiciones por D. Alfonso y por mí dictadas.

(ORDENA AL EMISARIO AVANZAR Y ÉSTE SE DETIENE EN MITAD DE AMBAS PARTES)

EMISARIO: Aquí vos traigo, en nombre de mi Rey D. Jaime, las capitulaciones de entrega de la ciudad de Callosa. Aguardamos vuestra respuesta.

(EL CAUDILLO MUSULMÁN ORDENA A UNO DE SUS GENERALES QUE SE ACERQUE A RECOGER EL PAPEL Y ÉSTE LEE A SU SEÑOR Y A SU PUEBLO A VIVA Y ALTANERA VOZ LAS CONDICIONES PLASMADAS. EL CAUDILLO MUSULMÁN LO LLAMA, TIENE LUGAR UN BREVE CONCLAVE CON SUS GENERALES Y ACUERDA FIRMAR LAS CONDICIONES. SE LAS ENTREGAN AL EMISARIO CRISTIANO Y ÉSTE LAS LLEVA A SU REY EL CUAL TAMBIÉN LAS FIRMA SOLEMNEMENTE. AVANZAN EL CRISTIANO Y EL MORO, CORTEJADOS POR SUS DOS PRINCIPALES HOMBRRES, Y SE ENCUENTRAN EN MITAD DE LAS HUESTES)

REY MORO: En nombre de mi Pueblo, acepto las condiciones establecidas en las capitulaciones ahora proclamadas, pero demando, a cambio, nos sea respetada nuestra religión, costumbres y, en general, aquella forma de vida que durante siglos hemos llevado en este reino.

JAIME I: Así sea entonces. Y no solo se respetarán vuestras costumbres, sino que se fomentará el conocimiento de nuestras civilizaciones para el mayor acercamiento de ambos pueblos.

REY MORO: En tal caso, te entrego las llaves de Callosa, para que la gobiernes con Justicia, Sabiduría y Rectitud y hundo mi rodilla en tierra, inclinándome ante Vos, como el más humilde de vuestros vasallos.

(EL CAUDILLO MUSULMÁN HACE ADEMÁN DE ARRODILLARSE PARA ENTREGAR LAS LLAVES, PERO CON MUCHA DIPLOMACION EL REY CRISTIANO LO IMPIDE Y LO TRATA DE IGUAL ANTE SU PUEBLO, ESTRECHÁNDOSE AMBOS EN UN SIMBÓLICO ABRAZO)

JAIME I: Levantad, que a los vencidos se los humilla en tierra, pero a los aliados se los recibe en los brazos.

(TODOS ENTRAMOS EN LA IGLESIA, CON LOS CRISTIANOS Y LOS MUSULMANES IMPORTANTES LOS ÚLTIMOS. AL LLEGAR AL ALTAR LOS DOS REYES OFRECEN LAS ESPADAS A DIOS Y LAS DEPOSITAN ANTE EL ALTAR EN SÍMBOLO DE DEPOSICIÓN DE ARMAS. A CONTINUACIÓN SE REALIZAN LAS OFRENDAS, TRES, ENCOMENDÁNDONOS A DIOS A TRAVES DE LA INTERSECCIÓN DE SAN MARTÍN. LOS REYES PERMANECEN JUNTO AL ALTAR CONTEMPLANDO EL ACTO Y EL REY D. JAIME ENTREGA AL SACERDOTA LAS LLAVES. DESPUÉS DEL DISCURSO DEL SACERDOTE LOS REYES SE ESTRECHAN FUERTE Y PROLONGADAMENTE LAS MANOS MIENTRAS LAS CÁMARAS Y FOTÓGRAFOS FINIQUITAN EL ACTO. A CONTINUACIÓN TODOS ARRIBA PARA FOTOS DE RIGOR (REYES PRIMERO, ABANDERADAS DETRÁS Y TODA LA TROPA Y COMPARSEROS PRESENTES)

Subir